Después de muchos blogs, de muchos sitios y de muchos emprendimientos, algunos de los cuales sigo llevando a cabo con exito por suerte, he decidido comenzar a escribir en primera persona, simplemente con nombre y apellido y con mi tono.