Los conceptos previos

Ante todo es necesario definir y desglosar un poco el título para poder adentrarnos en la importancia del color en la identidad corporativa con unos criterios unificados, poniéndonos de acuerdo sobre las bases y conceptos que involucramos, y a partir de allí hacer mucho más fácil a quien se interese en esta temática.

¿Que entendémos por color?

La discusión y teorización sobre el color es muy extensa porque se trata de un elemento perceptible de diversa manera por diversas personas, culturas y sociedades. Y también, porque diferentes ciencias lo estudian desde distintos puntos de vista, como la óptica, el diseño, el arte, la física, la cromática y podríamos seguir un buen rato nombrando otras ciencias o subciencias que lo tienen como tema u objeto de análisis.

Sin embargo desde un punto de vista general se establece una definición para el color que convence a la mayoría de los no técnicos, y también a los teóricos o estudiosos del color. Una definición que hay que tener siempre presente como base para este artículo, y donde  hay que tener en cuenta que se trata de un tema en constante evolución, por lo tanto podría cambiar en un futuro cercano.