DISCLAIMER: esta es la primera parte de una serie de artículos que, debido a su extensión, los publicaré de manera serializada para comodida mía y poder corregirla con mayor tiempo sin dejar de aportar al blog. Errores y modificaciones se irán incorporando, lo que haría cambiar algo el contenido mientras se va completando la serie.

 

Me he encontrado con uno de los artículos más interesantes de final del año pasado. Su atractivo reside en la calidad y cantidad de datos que aporta a quien se encuentre interesado en conocer un poco más el detrás de escena de una mega empresa como Google.

Ha sido publicado originalmente en el New York Times (donde más allá del renombre que tiene el medio, sus contenidos suelen ser por demás interesantes y recomiendo visitar cada tanto) por Adam Fisher, el 11 de Diciembre de 2013. Y he aquí una intención de traducción con comentarios incluidos para quién le desee dedicar unos minutos.

Introducción

Para introducirlos al tema y establecer un preámbulo apropiado. Podemos decir que habla principalmente sobre “Google y su hoja de ruta hacia la dominación mundial” si lo traducimos literalmente de su título original  que es ¨Google’s Road Map to Global Domination¨. Pero, mi idea no es solamente traducirlo lo más fiel que pueda, sino aprovechar la oportunidad para incluir mis propias interpretaciones y visión al mismo para futuras referencias y de paso para quién quiera tomarse el tiempo de leerlo. De ninguna manera intentaría tergiversar ni modificar el espíritu del mismo pero en algunos lugares por falta de tiempo, paciencia y precisión he traducido libremente para hacerlo rápido y menos estructurado.

Mi interés y descarga de responsabilidad

[aesop_content width=”100%” columns=”3″ position=”left” imgrepeat=”no-repeat” color=”#ffffff” background=”#333333″] Creo que trabajando en proyectos de Google (actualmente más involucrado con Google Business Photos entre otras cosas) y utilizando de manera diaria sus productos para trabajar, por ejemplo, en proyectos de digital marketing, programando campañas para clientes con Adwords, incluso recuerdo tiempos donde ganaba algo de dinero con Adsense durante la época floreciente o “de oro” de los blogs, etc etc. En fin, más que mostrar algunas medallas, lo que quiero es indicar que he podido vivir la experiencia de Google desde diferentes posiciones, ver su crecimiento, sufrir sus herramientas, dejar de utilizarlas abruptamente como mis queridas Buzz y Google Reader. Aprendiendo mucho sobre la marcha y dependiendo algunas veces de esta gigantesca corporación.

Por todo esto, me parece que éste artículo del New York Time aporta una visión interesante del panorama Google y sus competidores. Una interesante pieza periodística que quiero utilizar aquí como punto de apoyo para, en mi espacio de expresión personal, discutirla con mayor profundidad con ustedes.

Gracias por llegar hasta aquí. A quienes les interese cómo Google ha llegado a este punto de desarrollo y dominación del mercado y quiere tener algunas pistas sobre hacia donde se dirige y desde donde ha crecido, creo que está en el lugar indicado para conocer un poco más y discutirlo. Por esto último, no olvidéis utilizar los comentarios al final del texto si consideras emitir tu opinión y conversar al respecto.

Nos vemos hacía el final con más perorata para discutir el tema!
[/aesop_content] [aesop_parallax img=”http://cristiangomez.com/wp-content/uploads/sites/4/2014/01/mag-15Google-t_CA1-popup1.jpg” height=”400″ parallaxbg=”on” floater=”false” floatermedia=”false” floaterposition=”right” floaterdirection=”up” caption=”false” captionposition=”bottom-left” lightbox=”on”]

Traducción libre del Artículo

cristiangomez.com · by CRISTIAN H. GOMEZ · January, 2014

Cincuenta y cinco millas y tres días bajando por el río Colorado desde el del Ferry Lee, cerca de la frontera entre Utah y Arizona. Los dos balsas de nuestra pequeña flotilla se encontraron de pronto con una tormenta. Nos tomó por sorpresa por detrás, precedida solamente por una brisa fresca. Con las paredes del cañon apretando el cielo, dejándolo solamente como un cinta de color azúl. No vimos las nubes de tormenta hasta que estaba casi sobre nosotros.

Estaba sentado al frente de la balsa líder. Y estar en primera fila significaba volcarse a través de los rápidos, pero también me colocó al lado de Luc Vincent, el líder de la expedición. Vincent es el hombre responsable de toda la producción de imágenes para los mapas en línea de Google. Está a cargo de todo, desde la elección de las imágenes satelitales, hasta el despliegue de los aviones de Google alrededor del mundo, también del envío de los autos/coches equipados con cámaras que recorren las calles de medio mundo hasta cosas como estas: navegar a través del Gran Cañón. El viaje en balsa es una expedición de mapeo que también sirve para celebrar un hito: Google Maps ha introducido un rediseño importante, y esto es una especie de recompensa hacia algunos de los miembros del equipo por el logro obtenido.

Vincent lleva una camiseta/remera negra con la insignia de un globo terráqueo, un ancla y un águila utilizada por el cuerpo de Marines (Infantería de Marina) de Estados Unidos, con la frase “El dolor es debilidad intentando abandonar el cuerpo” en la espalda. Aunque corto de estatura, tiene el tronco con la fuerza de una ávido escalador de rocas. Me contó que eligió para su doctorado en la universidad, la temática de *Visión por Computadora* porque el laboratorio estaba ubicado cerca de Fontainebleau – un famoso lugar de escalada en France. Mientras completaba su post-doctorado en el laboratorio de robótica de Harvard, lideró una exitosa expedición al Denali, la montaña más alta de América del Norte.

Como un francés que vivió la mitad de sus 49 años en Estados Unidos, Vincent en realidad nunca estuvo en la Infantería de Marina. Pero es un líder en un gran nuevo juego: la apropiación de tierras en Internet. Que puede ser reducida en tres batallas claves sobre tres territorios conceptuales. “¿QUE?” vino primero: conquistado por Google gracias a su algoritmo de búsqueda superior al resto de los buscadores. “¿QUIEN?” fue lo siguiente: donde Facebook ha salido victorioso. Pero con “¿DONDE?“, sin duda el premio más grande de todos, aun no ha sido ganado por nadie.

Preguntas del tipo “¿Dónde?” – un tipo de búsqueda que muestra un pequeño mapa en la página de resultados de Google – representan alrededor del 20 por ciento de todas las consultas de búsqueda realizadas desde un ordenador de escritorio. Pero últimamente es, por lejos, más importante la concientización de la localización (location-awareness), el tipo de información geográfica que nuestros teléfonos y otros dispositivos móviles ya requieren para funcionar. En el futuro, este tipo de conciencia de localización será implementado en otros tipos de dispositivos distintos a los teléfonos. Todas nuestras cosas sabrán donde están ubicadas – y este tipo de concientización impregnará el mundo real con algo del mundo virtual. Las llaves de tu casa te informarán que aún están en el escritorio en tu trabajo. Tus herramientas te recordarán que han sido prestadas a un amigo. Y tu auto será capaz de conducirse diligentemente por si sólo para recuperar tus llaves y tus herramientas.

Aunque nadie puede decir exactamente cómo vamos a hacer para llegar desde este momento actual a ese futuro de Los Supersónicos, una cosa podemos dar por segura sobre la conciencia-de-ubicación: se requieren mapas. Los mapas del mañana, íntegramente conectados a todo lo que se mueva (las llaves, las herramientas, el coche), serán tan fundamentales para su funcionamiento que el mapa, en efecto, sea su sistema operativo. Un mapa es a la conciencia de ubicación como lo es Windows a un PC. Y como la historia de Microsoft deja en claro, la empresa que controle el sistema operativo controla casi todo. Así que la competencia para hacer los mejores mapas, el pensamiento va, es más que una lucha sobre quién domina el mercado de de billones de dólares de teléfonos inteligentes, es un concurso sobre el propio futuro.
[aesop_video width=”100%” align=”center” src=”youtube” id=”VPwxxV3kI5w” caption=”Google Business Photos – el primer video promocional”]

Google llegó relativamente tarde a este territorio. Su mapa tenía solamente algunos meses de edad cuando fue destacado en la conferencia inaugural Where 2.0 de Tim O´Reilly en el año 2005. O´Reilly es editor y reconocido visionario de Silicon Vally que está convencido que Internet está evolucionando y convirtiendo en un gran computadora compartida, donde una de sus funciones más importantes, o subrutinas, es la conciencia de ubicación.

El mapa original de Google era rudimentario, esencialmente una versión digitalizada de una mapa de rutas – carreteras. De la misma manera que Microsoft y Yahoo, hacían uso de datos con licencias, y las áreas fuera de Estados Unidos y Europa eran representadas como el azul vacío. La innovación de Google fue la interface Web: su mapa permitía a sus usuarios hacer zoom, arrastrar y moverse a través

Estas nuevas capacidades se encontraban entre las primeras implementaciones de una tecnología que convirtió lo que había sido un medio estático – una red de páginas – en un medio dinámico. Mientras MapQuest y sitios similares mostraban mapas, Google te permitía interactuar con ellos. Los desarrolladores pronto se dieron cuenta que podían aprovechar ese dinamismo para hackear mapa de Google, añadiendo sus propios datos y crear sus propios servicios basados en la localización.

Un científico computacional llamado Paul Rademacher fue quien lo hizo posible, cuando inventó una técnica para facilitar la búsqueda de apartamentos en San Francisco. Frustrado por la limitada, y escueta naturaleza de los anuncios en Craigslist se inspiro por las posibilidades interactivas de Google, Rademacher pasó seis semanas superponiendo el mapa de Google con anuncios de apartamentos listados de Craigslist. El resultado, HousingMaps.com, fue uno de los primeros mash-ups de la web.

Senior Director of Frontend Engineering at Walmart Labs, focused on best practices in application development for Walmart Global Ecommerce, and tackling some fun (and huge) new initiatives that will launch in 2014. http://www.linkedin.com/pub/paul-rademacher/0/b99/39a

Paul Rademacher: Senior Director of Frontend Engineering at Walmart Labs…

Google nunca se imaginó que su servicio, que denominó Maps, podría ser cooptado de esa manera: su producto estaba diseñado para ser una extensión de la marca Google, no estaba diseñado para ser una base de datos que los desarrolladores externos podrían utilizar sin permiso. “Nos enfrentamos a una elección,” expresó Mano Marks, uno de los ingenieros responsables de las primeras versiones de Google Maps, recuerda en una conversación con Rademacher que Google ha puesto en YouTube. “O nos decíamos a demandarlo o a contratarlo.” Para decir algo a favor de Google, Rademacher fue finalmente contratado.

El Mash-up de Rademacher demostró a Google que el mapa podría ser algo más que un mapa que la gente solo mirara para no perderse. Con la apertura de su mapa a todo el mundo, Google quizás podría hacerse en un engranaje indispensable en el equipo de colaboración gigante que estaba emergiendo. “HousingMaps fue cuando la gente se dio cuenta de que poniendo datos [mapa] a disposición de otros programadores era increíblemente poderoso”, dijo O’Reilly. “Google nunca miró hacia atrás.”

Rademacher ayudó a Google a desarrollar y publicar lo que se conoce como una Interfaz de Programación de Aplicaciones (API) para Google Maps. Piense en un A.P.I. como una especie de enchufe que se utiliza para entrar lateralmente en la máquina de cartografía de Google. Ya no tenían que repetir truco de Rademacher, en su lugar, con acceso a la API, los desarrolladores podrían combinar el mapa gratuito de Google con sus propios datos y terminar con una interesante combinación (mash-up) como HousingMaps – o incluso construir toda una empresa basada en Google Maps. El sitio inmobiliario Redfin, por ejemplo, es básicamente eso: las imágenes y la información sobre casas en venta superpuestas como una capa sobre un mapa de Google. Lo mismo ocurre con Airbnb, pero con alquiler de habitaciones. Uber y Lyft, los servicios cuasi-taxis. RelayRides. TaskRabbit. NeighborGoods. Puede que no sean nombres de la casa (todavía), pero hay todo un ecosistema de aplicaciones y sitios basado en mapas de Google-todo por ahí.

[aesop_parallax img=”http://cristiangomez.com/wp-content/uploads/sites/4/2014/01/trekker-and-android.jpg” height=”500″ parallaxbg=”on” floater=”false” floatermedia=”false” floaterposition=”right” floaterdirection=”up” caption=”false” captionposition=”bottom-left” lightbox=”off”]

Detrás mío y de Vincent, y cerca del centro de la balsa, montado a unos 10 pies por encima de la superficie del río, estaba la carga útil de la expedición: un orbe verde, del tamaño de un balón de fútbol y con hoyuelos para 15 lentes que apuntan en direcciones diferentes. Esta cámara panorámica a medida es lo que ha hecho que Street View de Google sea posible. Street View es la prestación dentro de Google Maps que te permite observar una fotografía panorámica tomada desde un punto particular en una calle determinada. Desde hace años, los coches con cámaras panorámicas montadas en el techo han estado recorriendo las carreteras de todo el mundo, mientras toman fotografías cada yarda e incluso menos.

Existe una versión de la cámara de Street View montada en los automóviles que ha sido diseñada para utilizarse como una mochila – que se ha denominado Trekker. Para el viaje en balsa, la cámara-orbe del Trekker fue programada para realizar tomas desde sus 15 objetivos (virtuales) cada pocos segundos. Estas imágenes se almacenan en los ordenadores de la cámara; etiquetados con las coordenadas exactas de latitud, longitud y altitud, y más tarde se fundidas digitalmente en una imagen de 360 grados. Una vez que las imágenes del viaje en balsa han sido recogidas se incorporan en el mapa del mundo de Google, cualquier persona con una conexión a Internet podrá acceder y experimentar desde cualquier lugar a una visualización virtual a lo largo del fondo del Gran Cañón.

[aesop_video width=”100%” align=”center” src=”youtube” id=”mpcar4L_EXY” caption=”Video promocional de Google Trekker en el Gran Cañón del Colorado”]

Mientras una suave llovizna comenzaba a caer, me pregunté en voz alta si ya habíamos tomado en este viaje más fotos del fondo del Gran Cañón que todos las fotos previamente tomadas por viajeros combinadas. Se supone que alrededor de 20.000 personas recorren al año el Río Colorado a través del Gran Cañón, y es un recorrido que era casi inaudito antes de la década de 1960.

Vincent realizó un rápido cálculo sin calculadora e incluso lápiz y papel de nuestro viaje hasta el momento: dos cámaras en dos balsas, cada uno tomando 15 fotos cada dos segundos, durante tres días de ocho horas, frente a 50 años de instantáneas de aproximadamente 20.000 personas al año.

“Todavía no”, dijo. “Al final del viaje, quizás – lo veo posible.”

Mientras hablábamos, un rayo cayó detrás de nosotros, y luego otro a un lado, luego otro. El orbe, cables de cobres y sus equipos asociados fueron todos atados a un mástil de aluminio, para formar una trayectoria conductora, que alcanzando varias pulgadas debajo del agua en la parte inferior de la balsa. El consenso fue que la cámara de Street View haría un pararrayos decente. Lo cuál fue aprobado por el jefe.

“Por eso hemos traído dos,” Dijo Vincent encogiéndose.

Ser un ingeniero en Google tiene sus ventajas, como por ejemplo, la de ser alentado a dedicar el 20 por ciento de tu tiempo en un proyecto propio. Hacia 2004, Street View era de un proyecto de Vincent. La idea era fotografiar cada centímetro de las calles de San Francisco e insertar esas imágenes dentro del mapa. Era un trabajo de envergadura, y Vincent tenía a disposición un gran número de personas dispuestas a ayudarle. (Larry Page, uno de los fundadores de la compagina, fue uno de los pioneros; hacia 2001, se dedicó a captar imágenes conduciendo por la ciudad con una cámara de video montado a un lado del coche.) Eventualmente, Street View se convertiría en la próximo gran avance en Google Maps luego de la introducción de su interface de programación (API). Pero Google no era la primera empresa en llevar esta idea a la realidad; la primera en lograrlo fue Amazon.

[aesop_parallax img=”http://cristiangomez.com/wp-content/uploads/sites/4/2014/01/11-google-maps-articleLarge.jpg” height=”300″ parallaxbg=”on” floater=”false” floatermedia=”false” floaterposition=”right” floaterdirection=”up” caption=”Continúa en la segunda parte…” captionposition=”bottom-right” lightbox=”off”]

CONTINUA – VER PARTE II…  

*Conocer donde ha estado Google sacando fotografías para StreetView es muy simple, puedes comprobarlo aquí: Detrás de escena de Google Street View